Bienvenido, 2013

· 6 Comentarios

2012 fue un buen año para mí. Perdí mi trabajo pero encontré nuevas oportunidades. Aunque no dí ningún paso importante, siento que fortalecí mis relaciones personales. Tampoco se quedó nadie por el camino.

La era e-book

· 3 Comentarios

Desde que decidí regalarme un e-book, allá por febrero, he devorado 24 libros. El primero que leí fue ‘Que la muerte te acompañe’, de Risto Mejide. El último que me compré me costó un euro.

La importancia de decir adiós

· 14 Comentarios

Vivimos con miedo a dar portazos a las amistades porque a alguien se le ocurrió decirnos cuando eramos niños que “los amigos son los únicos que duran para siempre”.

Premios 20Blogs

· Deja un comentario

¡Hola, hola! Tal y como os dije Charcodelocos participa en los Premios 20Blogs organizados por 20minutos.es. El proceso de votación ha comenzado y tenéis hasta el 28 de enero para votarme.

De furgoperfectos por Euskadi

· 10 Comentarios

Aitor finaliza su habitual partida de Tetris colocando el equipaje perfectamente alineado en el maletero de su Volkswagen Multivan TopStar, VanVan para los amigos. Mientras, yo rebusco en la cajita de los CD’s y hago una selección premium para el viaje.

El mundo está roto

· Deja un comentario

La semana pasada recibí la desesperación de una familia en 140 caracteres, el golpe de la mendicidad también instalada en las redes sociales.

El sentido de las manifestaciones

· 3 Comentarios

Nacemos protestando. Continuamos haciéndolo a lo largo de la vida cada vez que algo colisiona con nuestros intereses de niños, de adolescentes, de adultos e incluso de ancianos.

El último suspiro de un pueblo abandonado

· 2 Comentarios

El “señor de la huerta” se resiste, se aferra al pasado, se niega a abandonar al antojo de la naturaleza y del expolio la tierra en la que pasó la mayor parte de su vida.

La banca ética como alternativa

· Deja un comentario

A menudo necesitamos culpar a los demás de los problemas propios para apaciguar nuestra conciencia. Da igual que en muchas ocasiones seamos los únicos responsables, casi siempre creemos, o queremos creer, que es una causa ajena la que los motiva.