Hasta nunca, ETA

· Deja un comentario

Cualquier sitio hubiese sido perfecto para recibir LA NOTICIA. Yo estaba en la redacción, a punto de acabar mi jornada laboral. Eran las 18.59 horas del 20 de octubre de 2011 y me dedicaba a darle al F5 en la web de Gara para ver si se cumplían los rumores que corrían a través de Twitter. Y se cumplieron, vaya si se cumplieron.