DIY: jarrón de hilo

Soy lo que la madre que me parió denomina “una diógenes”, una cualidad que, por cierto, heredé de ella -ejem, ejem-. Esto, en nuestro caso, quiere decir que ambas almacenamos cosas aparentemente inútiles para transformarlas en objetos cuquis -o intento de-. Yo lo que más colecciono son botellas. De vino, cerveza, zumo… de lo que sea. El caso es que tenía tantas que ya no entraban en el armario. Y en el otro mueble de la cocina tampoco cabía la comida cada vez que lo llenaba tras ir a hacer la compra. Así que necesitaba los estantes conquistados por el vidrio para los alimentos. En fin, un rollo. Como el tema necesitaba una solución rápida, he aprovechado mis vacaciones de octubre para dar una segunda vida a mi colección de botellas:

El proceso es como las tres bes -bueno, bonito y barato-, pero añadiendo la efe y la erre: fácil y rápido. Sólo necesitas una botella -si no tienes, conozco a alguien que le sobran-, hilo de cáñamo y cola blanca. Aquí os dejo un vídeo para ver el paso a paso:

2 Comentarios

  1. A few years ago I’d have to pay someone for this inotmrafion.

  2. Muy bueno tu publicacion.Valla si que beruby anda de lo mejor.Yo digo durara mucho xk ellos tienen que recibir para confimar y eso les asegura.Suerte y muy bueno tu articulo

Deja un comentario