DIY: cómo hacer un jarrón de hilo

Soy lo que la madre que me parió denomina “una diógenes”, una cualidad que, por cierto, heredé de ella -ejem, ejem-. Esto, en nuestro caso, quiere decir que ambas almacenamos cosas aparentemente inútiles para transformarlas en objetos cuquis -o intento de-. Yo lo que más colecciono son botellas. De vino, cerveza, zumo… de lo que sea. El caso es que tenía tantas que ya no entraban en el armario. Y en el otro mueble de la cocina tampoco cabía la comida cada vez que lo llenaba tras ir a hacer la compra. Así que necesitaba los estantes conquistados por el vidrio para los alimentos. En fin, un rollo. Como el tema necesitaba una solución rápida, he aprovechado mis vacaciones de octubre para dar una segunda vida a mi colección de botellas con este , convirtiéndolas en bonitos jarrones de hilo:

El proceso es como las tres bes -bueno, bonito y barato-, pero añadiendo la efe y la erre: fácil y rápido. Sólo necesitas una botella -si no tienes, conozco a alguien que le sobran-, hilo de cáñamo y cola blanca.

PASO A PASO

  • Limpia bien la botella para que después la cola se adhiera perfectamente. A veces, si el recipiente llevaba algún tipo de etiqueta, los restos de pegamento se quedan en el vidrio y conviene retirarlos.
  • Después llega el momento de mancharse las manos. Pinta la botella con cola blanca. Utiliza un pincel si no quieres que tus dedos se queden pegados y ya no sean útiles en tu mano.
  • Lo siguiente es poner el hilo en torno a la botella, empezando desde arriba y haciéndola girar para facilitar la labor. Ya está. Así de sencillo. Coloca las flores que más te gusten -yo utilizo Siemprevivas, porque duran más-, y dele un toque de color a tu dulce hogar.

Aquí os dejo un vídeo de cómo lo hice yo, por si os sirve:

También te puede interesar:

 

Un comentario

  1. Pingback: DIY: árbol de Navidad con piñas | Charcodelocos

Deja un comentario