“Si nos relajamos, somos muy malos”

Por Pedro Armendáriz

Dolorosa derrota de en su visita a Barcelona, donde fue goleado sin piedad por siete tantos a cero, en un encuentro que duró para los rojillos quince minutos, lo que Messi tardó en inaugurar el marcador. 

Con la entrada de Raoul Loe por Lolo para dotar de más musculo el centro del campo como único cambio en el once inicial respecto a la semana pasada, los navarros salieron al Camp Nou tuteando al todopoderoso Barsa, disputándole la posesión y gozando de una oportunidad con tiro lejano de Armenteros que acabó con gol anulado por fuera de juego a Oriol Riera tras empujar éste el rechace a la red.

Esto sólo fue un espejismo que duró hasta que Messi, en el minuto 18, despertó a los suyos y marcó el primer tanto de la goleada culé, provocando en los visitantes un derrotismo fuera de lo común quedando todo el partido por delante. Iniesta y Alexis marcaban antes del descanso, para después hacerlo Pedro, Tello y el argentino en dos ocasiones más.

Actualmente, de diez partidos que juegues en este campo, perderás nueve y medio, pero no se puede permitir hacerlo de esta manera, con una apatía tremenda dando la batalla por perdida a las primeras de cambio, casi sin bajarte del autobús. El técnico navarro ha demostrado de sobra saber llevar esta plantilla y ha cambiado, o  por lo menos lo intenta, la filosofía del conjunto con un basado en el trato de balón. Pero lo que quizá se le pueda reprochar un poco es no haber motivado más a sus jugadores estos tres últimos encuentros. Los dos anteriores como tengo ventaja sobre el descenso, me relajo, y éste pasado como son superiores, en cuanto la cosa se pone fea, tiro la toalla.

Esto es fútbol y hasta el rabo todo es toro, y si vas a un campo tan difícil siendo muy muy inferior y encima no luchas ni das todo lo que tienes, pasa lo que pasa. Vamos a creer que ha sido un accidente, tipo al que ocurrió en el Sadar frente al Athletic y al que a partir de ahí se consiguió el colchón de puntos, pero esta vez esperemos que sin llegar a  perderlo.

A partir de ahora ya sólo quedan finales, y si se consigue antes de tiempo el objetivo ya habrá tiempo para relajarse o incluso dar minutos a los no habituales, pero hasta entonces todos tienen que estar muy metidos. Yo tengo una frase grabada en la cabeza del exentrenador de Osasuna Pedro Mari Zabalza: “Si nos relajamos, somos muy malos”, y no hay partido así que no me venga a la cabeza.

La semana que viene toca recibir al Sevilla, un conjunto irregular que viene de golear al Valladolid e inmerso en la pelea por los puestos europeos, pero si los rojillos salen desde el minuto uno a por ellos, nada debe asustar. Esto es fútbol y con trabajo todo es posible, por eso desde La Regadera ahora y siempre ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

Imagen | AFP

Deja un comentario