La importancia del calentamiento running

Dicen que lo primero es reconocerlo, así que allá voy: tengo un problema de adicción a Candy Crush Saga que me hace perder la noción del tiempo y, por ende, limita mi hora runner. La semana pasada mi vicio se pasó de la raya y decidí que lo contaría en el blog para hacer terapia.

Una partida más, sólo una más. ¡Bien! Me han regalado una vida. Otra partida… ¡Mierda! Son las 12 y 30. Bueno, me da tiempo a correr media hora. Después de esta sucesión de pensamientos ludópatas, me preparé en un segundo y me salté el calentamiento. A los cinco minutos ya estaba cojeando; a los diez, tuve que parar. Rodillas de palo volvió a tropezar en la misma lección: el calentamiento es imprescindible en el , para mejorar el rendimiento y, sobre todo, evitar lesiones.

Tampoco hay que eternizarse en los preliminares, pero sí requieren cierta dedicación y hay que adaptarlos al esfuerzo previsto. A mayor ritmo de carrera, necesitaremos más tiempo e intensidad en el calentamiento. Vale, la teoría está bien, pero, ¿cómo caliento? ¿durante cuánto tiempo? Es normal que si acabas de empezar en el mundo runner te encuentres un poco perdido en este punto. Leerás y escucharás todo tipo de consejos, la mayoría de ellos sostendrán teorías contradictorias y tu lío mental aumentará. Como yo no soy ninguna experta, lo máximo que vas a encontrar en este texto es la experiencia de una corredora amateur. Creo que precisamente por eso, te servirá de ayuda.

Lo primero que aprendí cuando empecé a escuchar a mi cuerpo -un asunto esencial en la práctica deportiva- es que debía mimar mis articulaciones. Los días en que olvidé calentar o lo hice mal, las rodillas y los tobillos ‘chillaron’. Así que, apunta el primer paso: calentamiento articular. De abajo hacia arriba, realiza movimientos circulares lentos empezando por los tobillos, las rodillas, la cadera, los brazos y el cuello. Recuerda que tienes brazos, siempre son los grandes olvidados y, sin embargo, nos ayudan a coger velocidad e influyen en la postura. Aquí tienes un vídeo que quizá te sirva para orientarte.

El siguiente paso que he incluido en mi rutina son un par de estiramientos: gemelos y cuádriceps. Muchos entrenadores no los recomiendan como paso previo a la carrera, pero a mí me resultan útiles para no sentir molestias al correr. Cada cuerpo es un mundo, así que tú tendrás que ver si necesitas estirar algún músculo antes de ponerte en marcha.

En invierno yo dejo el calentamiento aquí, porque en casa no tengo espacio para más. Después comienzo a correr pausadamente para aclimatarme. En verano, aprovecho para calentar en la calle y allí hago elevaciones de rodillas para acelerar un poco el corazón.

4 Comentarios

  1. Novatillo Total

    En ese momento, una chica se puso en pie, miró al circulo de personas sentadas en sillas que tenía alrededor y dijo:
    “Hola a todos, me llamo @charcodelocos y hace un día que no consumo (Candy Crash)”

    Ayyyyy la importancia de los preliminares. Esos grandes olividados ;). Veo que tus problemas son más articulares que musculares. Está bien que hagas algún ejercicio de movilidad articular en casa antes de salir. Aunque viviendo en Mordor también es importante calentar un poco la musculatura, porque, salvando gloriosos días primaverales, la temperatura suele ser baja y al músculo le cuesta lo suyo espabilar. Pero para esto, con trotar un poco basta.

    No nos has contado en qué quedó tu semana de #retorunner…

    PD1 sobre la pregunta de la semana pasada (olvidé responder) yo creo que de momento con las típicas app del móvil tipo Endomondo, Runtastic… tienes suficiente. El mundo GPS es caro.

    PD2 sobre la pregunta de la semana actual. No es por ná pero no hay nada que nos guste más a los runners que cotillear los planes de entreno ajenos, o sea que al menos un poco, aliméntanos cada semana la curiosidad porfa, porfa, ;);)

    • ¡Weeeee! Ayer conocí al gran Novatillo 😀

      Como bien te conté, y para que se entere todo el mundo, no he hecho pública mi última semana porque no hubo resultados 🙁 La primavera me está ganando la partida, pero hoy vuelvo a los ruedos con más ganas que nunca- ¡Yujuuuuuu!

      Mucho ánimo para el domingo Novatillos 😉

  2. Pingback: Diario de una runner: Aplausos para mí, por favor | Charcodelocos

  3. Pingback: La rodilla, la gran perjudicada del running: consejos para evitar lesiones | Charcodelocos

Deja un comentario