Los libros que no conseguí acabar y los que devoré en 2014

Desde que aprendí a leer, nunca había abandonado un libro. Por una especie de respeto al autor, los leía todos hasta el último punto, aunque los aborreciese desde la primera hoja. Siempre guardaba la esperanza de encontrar la chispa en mitad del relato o, incluso, al final.

Este año se me han atragantado cinco novelas y las he dejado de leer en plan radical –bu, qué mal me siento al recordarlo-. Creo que en parte me di cuenta de que no tenía tiempo en mi vida para dedicarlo a asuntos que no me apetecen y que, jolin, no estaba despreciando a quienes escribieron esas obras. A veces, simplemente, no es el momento de enfrentarse a esas historias, ni siquiera depende de quienes dan forma a la tinta.

Como ‘Dime quién soy’, de Julia Navarro, me gustó bastante, decidí probar con ‘Dispárame, yo ya estoy muerto’. Nada, no hubo manera. Me leí cerca de 300 páginas y no le pillé el gustillo, no me enganchaba, así que opté por darle la oportunidad a otra novela.

Después me pasó con Murakami y su ‘De qué hablo cuando hablo de correr’. Había oído que era un “libro de culto para los runners” y a mí no me suscitó nada. El “yo, yo, yo, yo, yo” me terminó cansando. Fuera.

No he pasado por una buena racha últimamente, así que se me ocurrió que era el momento perfecto para adentrarme en los de autoayuda. Elegí ‘El monje que vendió su Ferrari’ y ‘El secreto’. Error. No son para mí.

Con ‘Yo soy Malala‘ tuve mis dudas desde el principio. Valoro mucho su labor y tal, pero estoy convencida de que hay alguien detrás aprovechándose del tirón mediático de la niña y no me gusta. Quise leerlo para poder tener una opinión real del asunto, pero terminé confirmando mis sospechas.

Estas son las obras que sí me ‘fumé’ durante 2014. En negrita, mis favoritas del año:

  • Legado en los huesos – Dolores Redondo
  • Mil soles espléndidos – Khaled Hosseini
  • La ridícula idea de no volver a verte – Rosa Montero
  • Deja en paz al diablo – John Verdon
  • La mano de Fátima – Ildefonso Falcones
  • Amanecer en el desierto – Waris Dirie
  • El cielo ha vuelto – Clara Sánchez
  • Persiguiendo a Silvia – Elísabet Benavent
  • Sangre de barro – Maribel Medina
  • Mujeres que corren – Cristina Mitre
  • Encontrando a Silvia – Elísabet Benavent
  • La princesa de hielo – Camilla Lackberg
  • Las hojas de Julia – María Jeunet
  • El cuaderno de Paula – Sara Ballarín
  • El alma del aikido – Carmelo Ríos
  • El caballero de la armadura oxidada – Robert Fisher
  • Muchachas – Katherine Pancol

¿Cuáles son tus ?

Si quieres leer las de años anteriores: aquí y aquí. ¡Feliz lectura!

Imagen | Bruno Cordioli

6 Comentarios

  1. Hola, Saioa.

    Prueba con 28 días, de David Safier…Pero es dura. Si no, cualquier otra del mismo autor. Mismo estilo, pero desternillantes. Otra: Se prohibe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión, de Mamen Sánchez. Claro que a mí si me gustaron murakami (esa, por lo general me resulta un tostón), y dispara, yo ya estoy muerto. En cuanto a una de las pocas que jamás he conseguido acabar, cinco horas con Mario.

    Felices fiestas

    • ¡Hola, Urdi!

      Muchísimas gracias por las recomendaciones 🙂 Me las apunto en la lista de ‘libros pendientes’.

      Un abrazo.

  2. Irene Yaben

    Pues los míos…
    . La saga “en los zapatos de Valeria” (ISABEL BENAVENT)
    . Los Juegos del hambre, En llamas, Sinsajo. (SUZANNE COLLINS)
    . El cuaderno de Maya (ISABEL AYENDE)
    . La luz de Candela ( MÓNICA CARRILLO)
    . Palmeras en la nieve ( LUZ GABA)

    • ¡Irene!

      Apunto los que no me he leído. La Saga Valeria y Los Juegos del Hambre me encantaron 😉

      Mil gracias por las recomendaciones, bonita.

      Un abrazo.

  3. Anónimo

    Hola Saioa!! Hace unos meses estaba aburrido y sin un libro a la vista, con el móvil entré en Kindle y pito pito gorgorito me pillé “La suerte de los irlandeses” de un tal J.L. Rod , lo elegí por la portada y el precio 1,90 euros. Pues oye, está genial!!! Si te gusta la ironía mordaz, el humor negro (y el blanco), y las intrigas policíacas, disfrutarás con su lectura. Además incluye recetas de cocina y se mete con la clase política. ¡¡Que le den el Novel!! Jajaja. También en Kindle cogí una vista gratis de las 50 Sombras de Grey famosas y tras leer las 30 páginas que te dejan aluciné en colores: ¿cómo puede ser que una lectura erótico infantil sea un éxito de ventas y lectura? De verdad que me pareció un bodriete. Cuidate y a ver si nos vemos en alguna carrerica!!!!

    • ¡Hola! Muchas gracias por la sugerencia, me lo apunto 🙂

      Desde luego que 50 sombras no merece la pena. Seguiremos encontrando buenos libros que no son conocidos y tan contentos.

      Un abrazo 🙂

Deja un comentario