Lo mejor, el punto

Por Pedro Armendáriz

Valioso empate de en su visita a Granada que hace posible mantener la buena racha de cinco partidos ligueros sin conocer la derrota, en un encuentro en lo que lo mejor, sin lugar a dudas, fue el resultado.

La primera mitad fue de absoluto dominio local con una clara superioridad en el centro del campo, con Ángulo y Brahimi multiplicados por la banda izquierda. Primero fue Recio el que estrelló su remate en la cepa del poste y más tarde fue El Arabi el que falló un mano a mano frente a Riesgo, mientras que Osasuna intimidó con un disparo muy cruzado por parte de Oriol Riera.

Tras el descanso, el Granada parecía salir con la misma fuerza, pero poco a poco se fueron diluyendo y equilibrando las fuerzas. Javi Gracia dio entrada a Roberto Torres y Acuña con el objetivo de controlar la medular y dar más velocidad al ataque rojillo, pero el marcador no se movió.

Punto de oro el conseguido por los navarros que no debería tapar el mal partido realizado sobre todo en la faceta ofensiva, con un nulo bagaje de aproximaciones hacia la portería rival. No entiendo como el técnico dejó fuera del once inicial a Roberto Torres, un jugador de la cantera que poco a poco va entrando en el equipo y que quizá esté disfrutando ahora de su mejor momento desde que forma parte de la primera plantilla. En su lugar puso a un jugador recién salido de una lesión, Armenteros, o a otro que a mi juicio está muy lejos de lo que puede llegar a aportar, De las Cuevas. Este último, sobre todo en el primer periodo, no sé si por orden de Javi Gracia o no, jugó muy adelantado dejando en inferioridad numérica a Lolo y Silva frente al centro del campo local.

Como nota positiva, el buen partido del meta osasunista Riesgo que, pese a llevar tres años prácticamente sin jugar, demostró que puede estar disponible en cualquier momento. Hay que reconocer que no es santo de mi devoción para poder ser el portero titular, pero también hay que tener en cuenta que puede ser un lujo tener un portero así como suplente en un club como Osasuna.

La distancia con el descenso no sólo se mantiene, sino que incluso se aumenta un punto tras las derrota de Valladolid, Rayo y un desahuciado Betis. Como decíamos la semana pasada, aún no se ha hecho absolutamente nada, ya que si pierdes un par de partidos otra vez estás en el lío.

El partido de la semana que viene es muy importante, primero por el hecho de ganar a un rival “vecino” como el Athletic y segundo por dar ese empujón hacia arriba que permita posarse al equipo en la zona tranquila de la clasificación, por eso desde La Regadera, ahora más que nunca, ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

Imagen | Miguel Á. Molina

Deja un comentario