Desastre en toda regla

Por Pedro Armendáriz 

Que fea se está poniendo la cosa para la familia rojilla después de sumar la cuarta derrota consecutiva tras perder por uno a dos frente al Sevilla, en un pésimo encuentro de los de Javi Gracia. El equipo estuvo carente de ideas y de , pero lo más preocupante ahora mismo es ver cómo jugadores que hace un mes jugaban de cine y lo daban todo por esta camiseta están sumidos en una profunda dejadez y apatía.

protagonizó una salida similar a la del domingo pasado en Barcelona, presionando al rival y a la vez queriendo tener el balón, pero pasó lo mismo: a los 27 minutos, un balón mal disputado por Lolo en el centro el campo fue aprovechado por los visitantes para lanzar el contragolpe, y Jairo, en jugada personal, batió a Andrés. A partir de ahí, un quiero y no puedo con una ocasión de Damiá que se fue al lateral de la red, precisamente el mismo jugador que en el minuto 45, tras ser empujado por un sevillista, cayó al suelo y tocó el balón con la mano dentro del área, por lo que el colegiado señaló un injusto penalti que Bacca transformó.

Tras el descanso, Javi Gracia dio entrada a Lobato y posteriormente a Acuña, quitando al jugador que más estaba luchando, Damiá, y a un desafortunado y apático Lolo. Colocó al primero de lateral con la intención de que cogiese toda la banda para él, pero apenas se incorporó al ataque. Lo que si pasó fue que Bacca en hasta tres ocasiones, y con Osasuna desdibujado, perdonó sólo ante Andrés. La única nota positiva fue la garra de Acuña que vio recompensado su trabajo con un gran gol en el minuto 93 que no sirvió más que para maquillar el marcador.

Como decía anteriormente, Osasuna acumula ya cuatro jornadas sin sumar un solo punto, dando una imagen muy distante a la que ofreció en partidos anteriores, cuando estaba al borde del descenso. Para mí es un problema más de actitud que de aptitud, porque estos jugadores han demostrado de sobra que saben competir y darlo todo sobre un terreno de juego.

Desde la Regadera siempre he defendido que gente como Roberto Torres debía tener una oportunidad, pues bien, me da la impresión que cuando le dejan tres partidos sin jugar, al cuarto sale y se come la hierba, cosa muy distinta a cuando juega habitualmente. No digo que no luche pero sí se acomoda muy fácil, le pasa lo mismo que a gente cómo Cejudo, Silva o Armenteros.

Para el partido del próximo miércoles sería partidario de que entre savia nueva, jugadores que aunque tengan menos calidad o nivel que sus compañeros, tengan hambre de victoria y sepan de qué va todo esto, como pueden ser Flaño, Acuña, Puñal o el propio Oier, al que yo viendo lo que hay en la plantilla lo probaría de mediocentro.

Ahora mismo todo el mundo ve el vaso medio vacío, y motivos hay para ello, pero yo quiero ser optimista y pensar que de peores situaciones hemos salido y ésta no va ser menos. Actualmente el equipo está fuera del descenso y vamos a creer en la plantilla y el cuerpo técnico hasta el final.

Ésta semana toca liga entre semana contra un rival directo y en rachado como el Rayo Vallecano, a partir de ahora vamos a olvidarnos del oponente y a pensar sólo en el equipo. Con trabajo y actitud los resultados llegaran seguros, por eso ahora y siempre desde la Regadera ¡¡AUPA OSASUNA!! 

Imagen | EFE

Deja un comentario