Tropezón

Por Pedro Armendáriz

Con una mañana formidable, un rival propicio y unas ilusiones generadas por anteriores partidos, se presentó la mañana del domingo. Pero pronto se encargó de torcer la situación, al caer derrotado por la mínima frente al Levante a tres minutos del final fruto de un rechace de Andrés tras detener una pena máxima.

Fue un partido con una parte para cada equipo, los de Javi Gracia realizaron los mejores cuarenta y cinco minutos de la temporada, con un de posesión guiados por un gran De Las Cuevas en donde lo único que faltó fue el acierto a la portería contraria. Oriol Riera, en tres clarísimas ocasiones, y Armenteros, a bocajarro, no fueron capaces de inaugurar el marcador, mientras que los visitantes dispusieron una de Baba, que se paseó por la línea de gol.

Y como decía anteriormente, la segunda mitad cambió de color por completo, con los rojillos cometiendo los mismos errores que las primeras jornadas. En el minuto 51, el colegiado anuló de forma muy rigurosa un tanto a los levantinistas por fuera de juego de Baba, y 14 minutos después, Loties sacó bajo palos un disparo del delantero, con el guardameta ya batido.

A tres minutos para el final, cuando todo parecía que iba terminar así, el señor colegiado se sacó de la manga un penalti del defensa francés al visitante Rubén, el cual fue detenido por Andrés pero el rechace lo transforó Xumetra en el único y definitivo tanto. A partir de ahí, apenas quedó margen de reacción con una ocasión de Arribas, mientras que Cejudo fue expulsado por doble amarilla.

Decepción muy grande para la parroquia rojilla, que ve cómo su equipo es incapaz de encadenar dos buenas actuaciones seguidas, independientemente del resultado. Esto es y con jugar 45 minutos buenos no vale, y más si desperdicias ocasiones tan claras como las de Oriol Riera o Armenteros.

No es que tú no sumes los tres puntos, sino que lo hace un rival directo por la permanencia, y que no es superior a ti. Es un conjunto muy limitado tanto física como técnicamente, pero con unas ideas muy claras, estar bien cerrados atrás desesperando a su rival con mil artimañas, y esperar su oportunidad.

Como nota positiva destacarla aportación de De Las Cuevas por detrás del delantero tras reaparecer de su lesión. En la primera mitad, las aproximaciones rojillas, que no fueron pocas, llegaron todas tras hilvanar buenas jugadas o elaborar grandes centros, siendo éste el camino a seguir.

Esta semana toca visitar el viernes al Málaga, un equipo renovado que poco a poco va dando sus frutos, pero al que con actitud y sacrificio se le puede dar un susto y traerse los tres puntos para Pamplona, por eso ahora y siempre ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

Imagen | EFE

Deja un comentario