Sin pizca de gracia

Por Pedro Armendáriz

Cuarta decepción de en el estreno de una nueva Regadera al caer derrotado por dos goles a uno en su visita a Getafe. Tras adelantarse injustamente en el marcador, los navarros no supieron administrar su ventaja y se vieron una vez más superados por su adversario.

Tras dos semanas de verdadero optimismo con la llegada de Javi Gracia, los rojillos no tardaron en quitarnos dicha ilusión, con un nulo y pésimo arranque. Pero fue Roberto Torres, en el minuto 10, tras una salida local en tromba, el que injustamente puso el primer tanto en el marcador. A partir de ahí, el Getafe dominó teniendo la posesión del balón pero sin apenas inquietar la portería rival, hasta que en el minuto 34, una mala salida de Andrés en un saque de esquina, propició al venezolano Miku marcar a placer y poner las tablas en el Coliseum.

La segunda mitad comenzó con el mismo guión, y, a los siete minutos, otra vez Miku, ante una blanda defensa rojilla, fabricó una jugada personal para marcar el tanto de la victoria. Ante la escasa reacción que esto generó en los visitantes, el técnico navarro decidió dar entrada a Manu Onwu por un desafortunado Patxi Puñal, intentando dar más mordiente y velocidad al ataque de su equipo. Los madrileños pudieron aumentar su ventaja con dos mano a mano frente a Andrés, mientras que los rojillos acariciaron el empate por mediación de Lolo y Oriol Riera, este último con un fuerte zurdazo que se estrelló en el travesaño.

Otra derrota más en lo que se convierte en el peor arranque de la historia del club navarro, dejando al equipo como único conjunto de primera que aún no ha puntuado. Con la llegada del nuevo técnico y las declaraciones previas al partido de los jugadores, se esperaba un cambio de rumbo que no se produjo. Aún es pronto para juzgar, pero los errores fueron otra vez los mismos, con una defensa muy blanda y fuera de lugar, un centro del campo que apenas elabora y en la zona de peligro no existe, y una delantera desesperada y aislada que apenas interviene.

Hay varios jugadores acomodados y en un estado de forma lamentable, a los que pasar por lo menos una semana en el banquillo o en la grada no les vendría nada mal, pudiendo utilizar así a gente que aunque tenga algo menos de calidad, puedan aportar ilusión y ganas al equipo. No entiendo como un jugador de las características de Oier, y viendo la trayectoria de los navarros, no haya jugado de central. Para mí, con el carácter y cualidades que tiene, ese es su puesto. O  que un jugador como Nuñez, que cada vez que va con su país marca, no dispute ni siquiera un minuto.

La semana que viene toca recibir al Elche, un recién ascendido al que se debe ganar sí o sí. El entrenador es quien mejor conoce a sus pupilos, pero yo me atrevería con una pareja de centrales Lolo-Oier, de mediocentros Gato-Torres y por qué no de delanteros Riera-Nuñez. Es una oportunidad muy buena para sumar los tres primeros puntos de la temporada. La Regadera sí que cree en Javi Gracia y los suyos, por eso ahora y siempre ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

Imagen | EFE

Deja un comentario