Puñal rojillo

Por Pedro Armendáriz

Importantísima victoria de por un tanto a cero frente a un Getafe que se vio totalmente superado por el juego, la garra y la gran afición que jamás falla a este equipo.  Tras fallar numerosas ocasiones de gol y poner a prueba el corazón de dieciocho mil espectadores, un tanto del indultado Arribas a quince minutos del final sirvió para poner un colchón de cuatro puntos con el descenso.

Esta vez Mendilibar supo leer bien el encuentro desde el vestuario dando entrada desde el inicio a gente de carácter y curtida ya en mil batallas, como es el caso de Puñal o Nino, aunque volvió a hacer de las suyas dejando en el banquillo de manera sorprendente al canterano Oier.  Los rojillos dominaron el centro el campo con una gran presión sobre su rival, pero una vez más faltó el remate final.

En la segunda mitad, esa superioridad se tradujo en ocasiones. Primero fue Kike Sola el que estrelló el esférico en el palo derecho, y más tarde un desafortunado pero combativo Nino falló un mano a mano claro frente a Moyá. Cuando la desesperación se apoderaba de toda la familia rojilla, Arribas, prácticamente con la espalda y con el corazón, batió al portero mallorquín para poner el único tanto de la tarde.

Gran partido de Osasuna que supo desde el primer momento marcar las distancias con su rival y dejarle claro que se juega la vida.  Como dijo al final del encuentro el entrenador del Getafe, será difícil que los navarros pierdan la categoría si juegan con esta intensidad Ahora toca mantenerla.

Otros años fui al estadio esporádicamente, éste es mi primero como socio, pero jamás había vivido algo como lo del pasado sábado.  Es digno de admirar como todos los aficionados llevan en volandas a su equipo desde el inicio hasta el pitido final, importándoles únicamente lo que hagan sus jugadores. Esto es Osasuna y quedó demostrado, sufrimiento hasta el final y un campo digno de “Champions”, levantando al equipo con su aliento en los momentos delicados del encuentro.

De aquí hasta final de temporada, la OTRA LIGA va incluida en la actualidad rojilla, sólo nos importa que Osasuna venció y que el descenso está a cuatro puntos. La semana que viene el rival es el Granada, un rival directo por la permanencia. Todo lo que sea sumar será positivo, pero hay que ir a por los tres puntos y conseguir el objetivo cuanto antes, así que por eso, ahora más que nunca: ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

Imagen | Mikel Saiz

Deja un comentario