Psicología del color y Feng Shui

Cuando iba a la guardería pinté esto con las manos y un pincel:

A mi madre le gustó y lo colocó a modo de cuadro en el salón. A ella le sugiere un cristo ardiendo, yo me decanto más por una sevillana y a ti, seguramente, te transmite otra sensación. La disposición de las formas, las tonalidades y los trazos que yo empleé para expresarme significaban algo para mí en ese momento y otra cosa para los demás. Dibujé en ese garabato parte de mi personalidad y de mi estado de ánimo.

Esta psicología del y de las formas, que en los niños se identifica con facilidad, es la base sobre la que se cimienta el arte de armonizar los espacios, el . Es decir, este método sabe que los , las formas y su disposición afectan a nuestra manera de ser, de sentirnos y de comportarnos y sobre ello construye una serie de consejos para conseguir un hábitat equilibrado en el que nos sintamos a gusto.

COLOREANDO EL HOGAR

Los colores son empleados en Feng Shui como herramienta fundamental para equilibrar el Chi (la energía vital). Es decir, para reducir grandes espacios y ampliar áreas pequeñas.

Es importante que al margen de las recomendaciones, la casa esté decorada con los colores que nos gusten, que esté ordenada, con objetos que nos importen y sin trastos que nos disgusten.

Otro consejo frecuente es que se utilicen los colores neutros para pintar las paredes y que sean los objetos los que pongan el color. Por ejemplo, el rojo es un estimulante que ayuda cuando estamos deprimidos o apáticos. Sin embargo, se desaconseja en paredes porque abusar de él produce ansiedad y nerviosismo. La solución, colocarlo en pequeños toques: cojines, telas, colchas… Los lugares más apropiados para “teñir” de rojo son los salones y comedores puesto que estimula la conversación y el apetito.

Pasemos al amarillo. Aunque las personas parecen ser más propensas a perder los nervios en entornos de este color y los bebés lloran más en estos espacios, el amarillo comunica felicidad y energiza. Como sucede con el rojo, hay que usarlo en pequeñas cantidades para evitar sacar lo peor de él. Expande y crea un ambiente acogedor en pasillos, halls u otros espacios reducidos. También es perfecto para cocinas y baños.

El azul, en cambio, produce tranquilidad y ayuda a la concentración por lo que puede emplearse en despachos y lugares de estudio. También es un color adecuado para dormitorios o cuartos de estar porque potencia la armonía familiar. Sin embargo, no es recomendable para cocinas y comedores porque inhibe el apetito.

De la energía del amarillo y la calma del azul nace el verde, el color más relajante para el ojo. Entre sus cualidades se encuentra la de transmitir seguridad, deseo, descanso y equilibrio. Además, según el Feng Shui, ayuda a la fertilidad, por lo que es una buena opción para los dormitorios. También en la habitación de los niños es un color muy apropiado: estimula el crecimiento, relaja los nervios y aporta armonía. A su vez, el verde se relaciona con la salud.

Puede que te guste el morado, entonces debes saber que en sus valores más oscuros se asocia con el lujo y la creatividad; y en sus versiones más suaves transportan el descanso a los dormitorios. Si por contra, eres fan del naranja, anímate a pintar tu cuarto de ejercicios y deséchalo de tu dormitorio y tu salón. Demasiada energía.

Otra opción son los tonos neutros. El blanco, el gris, el negro y el marrón poseen la virtud de ser flexibles: añade color para acentuar o animar los espacios y réstale para calmarlas.

Ahora que ya conoces las propiedades de los colores, debes saber que el Feng Shui se ayuda de los cinco elementos para seleccionar los colores adecuados y del mapa bagua para introducir cambios positivos a través de la estructura del hogar. Pero eso te lo cuento en un próximo post.

Imágenes | Charcodelocos¹, Muebelesintermobel.com², Hogarutil.com³ y Cualestuestilo1.blogspot.com.

4 Comentarios

  1. mtra,. mariana bonifaz rodriguez

    hola buenas noches me encanto lo que aprendi del feng shui pudiera ayudarme para armonizar una jardin de niños por favor se lo agradeceria

    • ¡Hola!

      Si quieres plantearme una duda más concreta, puedes escribirme a aloha@charcodelocos.com.

      Intentaré ayudarte en lo que pueda.

      ¡Gracias!

  2. angels galindo gongora

    Hola, para un pasillo largo lo estoy pintando en verde claro, pero está quedando un verde claro que no me gusta, que gotas puedo añadir para conseguir el verde de la cabecera de la cama, que es muy bonito

    • Perdona Angels, es que no tengo bola de cristal, de momento, para adivinar cómo es la cabecera de tu cama jajajaja.

      No, en serio, lo mejor es que vayas a una tienda de pinturas y les lleves el color que no te gusta y el que quiere conseguir para que te orienten.

      Un abrazo.

Deja un comentario