Demasiado conformismo

Por Pedro Armendáriz

Reparto de puntos entre Osasuna y Real Sociedad, que sirve a ambos equipos para poner un peldaño más hacia los desiguales objetivos por los que ahora luchan. Los locales volvieron a desaprovechar la enésima oportunidad de poder poner tierra de por medio con sus perseguidores, y evidenciaron una falta de pegada alarmante.

Con un ambiente de gala protagonizado por ambas aficiones, los rojillos salieron metidos en el encuentro, liderados en ataque por Armenteros, que en el minuto 8 lanzó una falta que se marchó fuera por muy poco, mientras que los visitantes trataban de quitarse el dominio con rápidos contraataques. Suyas fueron las mejores ocasiones de la primera mitad, Agirretxe remató al palo y, en el rechace posterior, Andrés Fernández, con una gran parada a Xabi Prieto, salvó una vez más a los navarros.

Nada más comenzar la segunda mitad, los donostiarras reclamaron un penalti de Miguel Flaño que, a mi juicio viéndolo en el campo, fue muy claro. A pesar de este comienzo, el encuentro siguió en la misma tónica, con Osasuna dominando el encuentro mediante largas posesiones de balón, pero sin apenas crear peligro hacia el marco visitante.

Tras haber puesto un planteamiento un poco conservador, en el minuto 68, Philippe Montanier introdujo en el campo al Chory Castro  en sustitución de uno de sus pivotes, dando clara muestra de que realmente quería ir a por el partido. Y a punto estuvo de salirle bien al técnico francés, porque primero el capitán donostiarra y más tarde Ifran, pudieron adelantar a su equipo, en lo que hubiera sido el golpe definitivo para llevarse la victoria, decisiones así son las que echamos en falta de Mendilibar durante toda la temporada.

Es un punto conseguido ante un rival que va cuarto y lleva trece partidos sin perder, mirandolo así puede parecer bueno, pero viendo la necesidad de sumar puntos, el calendario que se avecina y el hecho de estar ante tu público, a mi juicio es muy escaso. En la segunda mitad el técnico vasco no supo leer muy bien el partido, primero con la tardía entrada de Nino, un jugador que a mi juicio sería siempre titular, dejando toda la banda izquierda totalmente desierta al sustituir al jugador equivocado, y más tarde teniendo jugadores muy fundidos, al hacer el tercer cambio en el descuento.

Como nota positiva, destacó el coraje de Oier que, como decía un amigo mío, siempre le toca “bailar con la más fea”,  esta vez sus presas eran Vela o Griezmann. En muchas  fases del encuentro es él solito el que con sus acciones mantiene vivo a su equipo y a la propia grada. No le puedes pedir un pase de cuarenta metros, pero luchará hasta darlo todo en el campo, “chapeu” por el navarro.

Lo peor, sin ninguna duda, fue la actuación del colegiado, que no dejó contento con sus acciones ni a unos ni a otros. Tenía razón el jugador del Barcelona Xavi Hernández cuando decía que desconcertaba a todos, igual pita una falta inexistente o saca tarjeta por una mano involuntaria, como que una dura entrada la deja indemne.

La semana que viene toca visitar Vallecas, un campo muy difícil donde Osasuna sólo ha ganado una vez en las últimas siete temporadas. Es una plaza propicia para dar un golpe sobre la mesa y demostrar que realmente se quiere y se merece estar en , así que ahora y más que nunca: ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

LA OTRA LIGA

En los demás encuentros, cabe destacar una vez más la victoria de los tres primeros clasificados, haciéndolo en su propia casa el Barcelona y Real Madrid, ante Levante y Betis respectivamente, y a domicilio el Atlético Madrid al vencer en Sevilla.

En la parte baja de la clasificación, Mallorca, Granada y Deportivo no pudieron pasar del empate a uno ante Rayo VallecanoValladolid y Athletic respectivamente, mientras que el Celta sigue soñando con su objetivo  tras derrotar al Zaragoza por 2-1.

En los puestos nobles, el Valencia goleó al Málaga por 5-1, mientras que el Espanyol tras certificar la permanencia sueña con Europa, al vencer por 0-2 al Getafe.

Imagen | AFP

Deja un comentario