Con los deberes hechos

null

Por Pedro Armendáriz

Derrota de   por cuatro tantos a dos en su visita al Santiago Bernabéu, en la que los rojillos, repletos de no habituales, dejaron una buena impresión, llegando incluso por momentos a tutear al todopoderoso Real Madrid. El encuentro sirvió de despedida para el veterano guardameta Ricardo, que a sus 41 años cuelga las botas.

El técnico osasunista dio la oportunidad de entrada a jugadores que no han disfrutado de muchos minutos, como Roberto Torres, Timor o el canterano Unai, que no pudieron evitar que los blancos ganasen dos a cero al descanso, con goles de Higuaín y Essien.

En la segunda mitad, los navarros en vez de venirse abajo, hicieron todo lo contrario, fueron hacia arriba hasta conseguir empatar a dos por medio de un buen Roberto Torres y de Cejudo. Y cuando el dominio aún era visitante, apareció la gran pegada de los blancos, que consiguieron marcar dos tantos más obra de Benzema y Callejón, para llegar con un definitivo 4-2 al final del encuentro.

Fin de la temporada para Osasuna, que deja un buen sabor de boca en uno de los campos más difíciles, y a la vez apetecibles, del campeonato. Como notas positivas, la aportación del canterano Roberto Torres, que si está al nivel del otro día, tendrá un sitio asegurado en la plantilla el año que viene.

Con el objetivo cumplido, ahora toca hacer auto crítica, ya que como decía la semana pasada, la permanencia ha llegado más que por méritos propios, por demérito de los rivales. Con un gran portero y una línea defensiva cada vez más asentada, el principal problema durante todo el año ha sido la falta de gol. Para m,í más que culpa de los delanteros, ha sido la escasa aportación en muchos encuentros de la línea que les precede, donde los jugadores de más calidad de la plantilla en muchos partidos apenas aparecían.

Todo hace indicar que Mendilibar va a continuar el curso que viene al frente de la nave rojilla, pese a que el descontento de la gente parece mayoritario. En mi opinión es muy buen entrenador para Osasuna, pero lleva ya tres años y el ciclo debería terminar. En muchos momentos de la temporada no ha sabido dar con la tecla del equipo y leer los partidos a tiempo, es decir, se ha visto un poco ya superado por los jugadores, y eso no debe ocurrir nunca. Con todo, desde la Regadera seguiremos apoyando a Osasuna y a su técnico sea quien sea y se llame como se llame, por eso ahora y siempre ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

No podía terminar la última crónica de la temporada sin dar las gracias a todas aquellas personas que jornada tras jornada habéis seguido mis humildes escritos, pero en especial  a CHARCO DE LOCOS, más concretamente a SAIOA ROLÁN AZCONA por haberme dado esta oportunidad de sentir algo que siempre he querido.

Imagen | EFE

Deja un comentario