Bravo Osasuna

Por Pedro Armendáriz

Trabajado y valioso punto el conseguido por en la tarde del sábado, al empatar a cero con el todopoderoso Barcelona, conjunto que llevaba 64 partidos oficiales consecutivos, anotando al menos un gol. Los navarros apenas inquietaron el marco rival, pero con un gran derroche físico y una sobresaliente colocación, consiguieron frenar a los culés.

Y eso que la cosa no empezó nada bien, porque a los cinco minutos de juego, el albaceteño Sisi dijo adiós no sólo al partido sino a toda la temporada al lesionarse en su rodilla izquierda. Javi Gracia recompuso al equipo dando entrada a Manu Onwu y colocando a De las Cuevas y Roberto Torres en las bandas. Los azulgranas fueron dueños de la pelota pero apenas crearon ocasiones claras de gol frente a la portería de Andrés, salvo internadas por el lado derecho de Montoya al que le sobró velocidad pero le faltó el último pase, que aprovechó un pasillo fruto de la tendencia de Torres para ir al centro. En el minuto 43, se produjo la oportunidad más clara para los visitantes con un remate a placer de Bartra que se marchaba alto.

La segunda mitad comenzó con el mismo guión de la primera, con un Barsa que no encontraba la manera de llegar a la portería rival, hasta que fruto de la insistencia culé con el balón, llegaron sus mejores ocasiones, primero Neymar no llegó a rematar un centro y Cesc por partida doble perdonó sólo ante el cancerbero navarro. A los 67 minutos se produjo un cambio por escuadra, Messi sustituyó a Xavi y Puñal al delantero Oriol Riera, dejando así claras las intenciones de ambos equipos. Ni la salida del astro argentino hizo posible que los catalanes arrancaran una victoria ante Osasuna, que espoleado por su público consiguió llegar al final empatando al líder de la liga.

Gran planteamiento del técnico navarro que desesperó a las figuras barcelonistas, que vieron cómo eran incapaces de acercarse a Andrés. En este partido, destaco a todo el bloque, en especial a la defensa rojilla, con dos centrales muy serios y dos laterales con mucha chispa que en ningún momento renunciaron a sumarse al ataque, en la medida de lo posible.

Éste ha sido un partido que debe servir como punto de inflexión, al igual que el de hace 20 días en Málaga dónde el equipo ha demostrado que puede competir contra cualquiera y que si las cosas se hacen bien y se trabajan se pueden disputar los partidos a cualquiera, dejando claro que no se es tan malo como parecía hace un mes.

La semana que viene toca visitar al Sevilla, un rival que ya no es tan fiero como el de hace años y al que se le pueden arrebatar los tres puntos para traerlos a Pamplona. Para ello se deberá seguir la misma dinámica y sería bonito poder dedicarle la victoria al lesionado Sisi, por eso desde La Regadera ahora más que nunca ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!

Imagen | AFP

 

Deja un comentario