Tiempo de reacción

Por Pedro Armendáriz     

Este fin de semana, nueva desilusión rojilla que ha dejado a como colista en solitario al perder en el Vicente Calderón por tres goles a uno. La falta de capacidad ofensiva, unida a un descalabro total defensivo, pusieron en bandeja la victoria a un que sin hacer absolutamente nada, pasó por encima a los de Mendilíbar.
 
Desde el primer momento el equipo local llevó el peso del encuentro intentando aprovechar el talento de sus jugadores. En el minuto 30 y tras varios avisos, Miranda cabeceó a la red una falta lateral, y cuatro minutos después, nuestro Raúl García gracias a un regalo de un desafortunado Arribas batió a Andrés.
 
El partido era totalmente rojiblanco con un control absoluto en el marcador y en el terreno de juego. A pesar de ello, a falta de tres minutos para el descanso, Lamah a pase de Sola acortó distancias con un bello disparo desde fuera del área que hizo albergar alguna esperanza.
 
En la segunda mitad más de lo mismo, Osasuna apenas llegó a la portería rival salvo con algún balón largo y con un remate de Armenteros. En el minuto 73, Falcao tras un nulo marcaje de Oier, definió como un autentico killer y puso el marcador definitivo.
 
Nefasto partido de los rojillos a los que no se les ve reacción alguna, desde los propios jugadores hasta el cuerpo técnico. No es muy comprensible que viendo el espectáculo que estaba ofreciendo, Mendilíbar no se dignase a cambiar nada hasta el minuto 72 de partido.
 
El equipo ha ofrecido la misma tónica de toda la temporada, con un pobre bagaje ofensivo. Apenas elabora jugadas de más de tres pases seguidos y le cuesta una eternidad llegar al marco de la portería rival. Todo esto se ha unido esta jornada a un coladero defensivo con dos centrales totalmente desubicados y muy torpes con el balón, acompañados de dos laterales superados en todo momento por sus adversarios.
 
Lo bueno de esta situación es que hay tiempo para revertirla, pero para ello se debe empezar ya, desde Mendilíbar hasta los jugadores, pasando por el jardinero de Tajonar. Se debe animar y no caer en la depresión, yendo partido a partido.
 
La semana que viene nos visita el Valladolid, partido propicio para comenzar el cambio, desde la humildad y el trabajo, sin menospreciar a un buen rival. Ahora es el momento de animar, de estar con el equipo más que nunca, hay que creer en Osasuna y en todo que le rodea. ¡¡¡AUPA OSASUNA!!!
 
LA OTRA LIGA
 
Lo más reseñable de esta jornada han sido las goleadas a domicilio por cinco goles a cero por parte de Barcelona y Real Madrid, en Vallecas y Mallorca respectivamente. Ambos conjuntos comienzan a engrasar la maquinaria.
 
El Betis venció por uno a cero a un Valencia que no acaba de despegar a domicilio en la liga, mientras que Espanyol y Málagaempataron a cero. 
 
También en la tarde del sábado, Celta y Deportivo firmaron tablas tras empatar a uno, en un bonito y entretenido duelo regional.
 
En la matinal del domingo, el Zaragoza venció dos a uno al Sevilla.Ya a la tarde, el Levante continúa en su “burbuja” y pasó por encima al Granada, al que venció por tres a uno.
 
Todo lo contrario que el Athletic que cayó en casa 1-2 frente al Getafe. Los vizcaínos van en caída libre. Valladolid y Real Sociedadcerraron la jornada empatando a dos goles en Pucela.

Deja un comentario